Llega septiembre, y con él, el fin de las vacaciones y vuelta a la rutina.

Para muchos es en este mes cuando de verdad  empieza el año. Durante las vacaciones hemos tenido tiempo para reflexionar, darnos cuentas de las cosas que queremos mejorar o cambiar y con las pilar bien cargadas, tras un merecido descanso, nos planteamos nuevos retos y objetivos por cumplir.

¿Cómo hacerlo y cumplirlo?

  • Decide cuidadosamente qué quieres cambiar y sé realista en tus objetivos. Puede ser perder algo de peso, estudiar más, aumentar tu disciplina, comer más sano, hacer deporte, aprender a tocar un instrumento musical o perfeccionar un idioma.
  • Elabora un plan de acción, que incluya un proceso “paso a paso”, y siempre de forma graduada. Adelante.
  • Dedícate más tiempo a ti mismo. Si eres de los que el trabajo te absorbe, aplícate ” la hora de ti mismo”. Quita una hora de tu trabajo y dedícala a algo que te guste hacer, no importa qué, solo que te haga disfrutar.
  • Simplifica las cosas y haz tus tareas de una en una. No dejes que tu mente se ponga en modo multitarea, conecta con la realidad, aquí y ahora.
  • Disfruta de las cosas tal y como son, ahora energía en juicios y etiquetas.
  • Acércate a la gente que quieres y que te quiere. Intenta disfrutar de ellos y con ellos.

Para los más pequeños septiembre también es el inicio de un año completamente nuevo: Aula nueva, profe nuevo, compañeros nuevos, libros y materiales nuevos, actividades nuevas… Y como todo cambio o inicio, requiere un periodo de adaptación.

Estas sencillas ideas pueden ayudarte a que la vuelta a la rutina y el ritmo cotidiano con ellos sea más fácil:

  • Si es la primera ve que que tu hijo va a cole, algo muy sencillo que puede facilitar su adaptación es, días antes de empezar, organizar actividades por los alrededores del cole para así asociar ese sitio con emociones agradables.
  • Cuéntale a tus hijos historias o anécdotas sobre experiencias propias o sobre cosas que va a vivir en el colegio para ayudarle a estructurar en su mente todo lo nuevo que va a vivir.
  • Organiza una tabla con tareas de rutinas, un horario semanas con todas las actividades que le ayuden a nivel visual a situarse temporalmente.
  • Semanas o días antes adelanta 15 minutos al día el horario de las rutinas de comer y dormir .
  • Implica a tu hijo en la preparación de material para inculcar en el la ilusión por empezar.
  • Para los que son algo mas mayores una buena iniciativa puede ser escribir con tu hijo días antes los propósitos para el curso nuevo, por ejemplo: programar un horario de estudio, acostarse antes, hacer uso de la agenda

Ponte en marcha, en un par de semanas habréis recuperado el ritmo habitual cargados de motivación y ganas de conseguir nuevos retos

Artículos recientes
Pan - Inicia Sarabia NutriciónNutricionista Alicante - Inicia Sarabia Psicología

logo-inicia-sarabia-psicologos-alicante

Solicita tu primera consulta gratuita!