In Salud

La palabra SIDA significa “Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida” y es una enfermedad que está causada por un virus, el VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Cuando alguien dice que tiene el VIH o que es seropositivo, significa que tiene el virus y, por tanto, anticuerpos contra él pero que no tiene desarrollada la enfermedad aún.

¿Cómo funciona esta enfermedad?

Desde el momento de la infección, la persona atraviesa por varias fases:

  • Infección inicial: El cuerpo reacciona frente al virus creando anticuerpos específicos para defenderse.
  • Periodo ventana: Durante esta fase (2 o 3 meses desde la infección), los anticuerpos no se detectan en las pruebas médicas, por lo que no se puede conocer con seguridad si una persona es o no portadora del VIH.
  • Fase asintomática: La persona con VIH no experimenta ningún síntoma ni enfermedad. Es un periodo indeterminado de tiempo (desde unos meses hasta muchos años) que varía en función de factores como: la agresividad, la dosis, la resistencia del cuerpo, la alimentación, si hay consumo de drogas, estilos de afrontamiento, ansiedad, estado de ánimo y apoyo social entre otros.
  • Fase sintomática: Pueden ocurrir dos cosas para que una persona con VIH pase a tener SIDA:
    Que aparezca alguna enfermedad como consecuencia de tener el sistema inmune deprimido.
    Que las defensas desciendan por debajo de 200/mm3

¿Hay diferentes tipos?

Existen dos tipos principales de VIH: el VIH-1 y el VIH-2. La diferencia entre ambos se encuentra en su composición genética. El VIH-1 fue el primero en descubrirse y es el más extendido en Europa, siendo considerado como el causante principal de la epidemia. El VIH-2, presente sobre todo en algunas regiones de África, es menos virulento.
¿Cómo se contagia?

El VIH se puede contagiar de diversas formas:

  • Transmisión sexual: Cuando se dan relaciones sexuales sin preservativo y se tiene algún contacto con la sangre o fluidos genitales de alguien portador del virus o con la enfermedad desarrollada. Este grupo constituye el 80% de los casos aproximadamente.
  • Transmisión sanguínea: puede darse por el uso compartido de jeringuillas u otros materiales que se inyecten, así como por transfusiones de sangre (esta vía se encuentra actualmente muy controlada en los servicios médicos).
  • Transmisión madre e hijo: cuando una mujer seropositiva tiene un hijo, existe una alta probabilidad de que el bebé también lo sea.

 

¿En qué consisten las pruebas para saber si tengo SIDA o VIH?

La prueba de detección más empleada es conocida como ELISA (Enzyme Liked Immuno Sorbent Assay). Cuando ésta resulta positiva, para confirmar el diagnóstico se aplica una prueba confirmatoria como la técnica de Western Blot, ya que pueden darse casos de “falsos positivos”. Las pruebas se realizan mediante análisis de sangre, y cada vez más se extiende el análisis de muestras de saliva. Una persona que desee hacerse el test puede solicitarlo a su médico de cabecera, aunque también puede hacerse de forma confidencial y gratuita en centros de información y prevención sobre el sida y en centros sanitarios dependientes de sanidad pública.

Finalmente, señalar que puedes evitar este virus fácilmente con el uso del preservativo (los tienes de mil colores, sabores, texturas,… ¡juega con ellos!). Si ya eres portador, como has podido comprobar, en el periodo asintomático influyen mucho los factores psicológicos por lo que, si cuidas tu salud mental, es más probable que te encuentres mejor en tu día a día y sin síntomas. Si ya has desarrollado SIDA, siempre puedes recurrir al apoyo psicológico para afrontar esta nueva etapa en tu vida y vivirla con la mayor calidad posible.

INFÓRMATE, SÓLO GANAIS TÚ Y TU SALUD.

Fdo.:Cristina Pérez Belmonte.

Artículos recientes
tratamiento psicológico procrastinartratamiento de los trastornos de la adolescencia