In Pareja

El psicólogo Sternberg, en 1986, crea la teoría “el triángulo del amor” en la que explica que el amor tiene tres vértices: la intimidad, la pasión y el compromiso.

 

  1. La intimidad.

Este componente se refiere a la confianza mutua, la comunicación, las experiencias compartidas, la cercanía y la sinceridad. Cuando este componente es el único presente, se trata más bien de una relación de amistad pero dará la sensación de que “falta algo más”.

¿Cómo aumentar la intimidad?

Se puede aumentar la intimidad, por ejemplo, pasando tiempo de ocio juntos donde disfrutéis de actividades y creéis nuevos recuerdos positivos. Otra forma de potenciar este componente es a través de la comunicación, es decir, centrarse en lo que gusta de la pareja en lugar de lo que molesta.

 

  1. La pasión.

Este vértice del triángulo hace referencia al deseo afectivo, sensual y sexual. Se trata de un deseo de unión con el otro y de atracción física como parte fundamental. No obstante, este ingrediente generalmente es más intenso al inicio de la relación y se estabiliza conforme ésta avanza; estando influido por factores externos e internos. Cuando en una relación sólo está presente la pasión, podemos decir que la relación se describe como amantes que puede funcionar en un periodo corto de tiempo pero que, con el paso del mismo, no será suficiente.

¿Cómo aumentar la pasión?

La pasión se puede trabajar a través de ejercicios como: potenciar el lado afectivo (caricias, besos, abrazos, piropos,…), o crear espacios donde podáis expresar el deseo de estar juntos, como por ejemplo, con masajes, compartiendo fantasías, con ropa que atrae a la pareja, perfumes, etc.

 

  1. El compromiso.

Se trata del acuerdo entre ambos miembros para mantener la relación a lo largo del tiempo. Hay muchos tipos de compromisos diferentes, por ejemplo, un compromiso laboral en el que se realiza un acuerdo comercial entre socios.  En el caso de la pareja, el compromiso se enfoca en la decisión de generar con el tiempo más intimidad y pasión estando muy relacionado con la exclusividad y la dedicación a la persona.

¿Cómo aumentar el compromiso?

El compromiso se puede trabajar, por ejemplo, haciendo planes en común (tanto inmediatos como a corto y largo plazo), o creando símbolos que transporten a momentos especiales como ir a ese restaurante especial, mirar fotos, juntar recuerdos en una caja, escuchar la canción que compartís…

 

Conociendo los componentes del amor, podéis plantearos: ¿están equilibrados los componentes?, ¿en qué parte del triángulo tenemos que trabajar para tener una mejor relación?

Fdo.: Cristina Pérez Belmonte

Artículos recientes