In Nutrición

Hoy vengo a hablaros de las temidas fiestas navideñas. Desde principios de diciembre hemos empezado una rutina de comidas que hace que nos saltemos todos los patrones de alimentación saludable. Entre las cenas y comidas de empresa, las fiestas con los amigos y las reuniones familiares típicas de estas fechas, todos vamos a tener que hacerle un agujero más al cinturón. Pero esto se puede evitar, podemos evitar coger peso y grasa en estas fiestas con unos simples consejos.

  • Comer 5 veces al día: aunque se presente ese día una comida copiosa, si hemos hecho las 5 comidas del día (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena) dos cosas, una, tendremos menos hambre y dos, el cuerpo pasa menos horas en ayunas y por tanto acumula después menos “reservas”
  • No excederse en los dulces: se puede comer un poquito de turrón o de chocolate, pero no abuséis de estos productos porque tiene mucha azúcar y mucha grasa y eso pasará factura a nuestro metabolismo.
  • No tomar mucho alcohol: el alcohol no es sano, aporta muchas calorías vacías y lo único que hace es abrir el apetito.
  • Realizar al menos 30 min de ejercicio diarios: Aunque ejercicio hay que realizar habitualmente, en estos días de excesos más. Debemos intentar realizar entre 30 min y una hora de ejercicio al día. Pensad una cosa, cuanto más comamos, más tiempo tendremos que estar “quemando calorías”.
  • Controlar el aceite y la cantidad de grasas saturadas en las preparaciones navideñas: El aceite de oliva es muy sano, pero es una grasa, por lo que no hemos de abusar de ella. Lo ideal sería una cucharada sopera por persona en cada comida. También hemos de recurrir a grasas saludables (aguacate, aceite de oliva virgen extra, frutos secos naturales, etc) Hemos de evitar carnes y pescados muy grasientos, mantequillas y todo este tipo de productos animales, ya que son grasas saturadas, y que en exceso son perjudiciales para el organismo.

Estos consejos los podemos aplicar a todas las fiestas en general, pero además os voy a dar unas recomendaciones para los extras que hay este mes, las comidas de empresa. Cuando vamos a este tipo de eventos solemos preocuparnos mucho de la vestimenta, la actitud durante la cena pero no prestamos mucha atención al menú y luego nos arrepentimos de haber comido tres veces más de lo normal.

Si tenéis una o varias cenas/comidas de empresa deberíais:

  • Comer 5 veces al día: No te saltes las comidas. El porqué ya lo hemos explicado antes.
  • No empieces muy pronto con las copas: si desde que llegas empiezas con el vino y acabas con 3 ó 4 gintonics, el volumen total de alcohol será elevado y no habrás aportado más que calorías inútiles.
  • Se puede probar de todo pero con moderación: Siempre que los paltos sean caseros y no sea industrial, podéis comer de todo pero controlando las cantidades. Puedo comer entrantes, plato principal, postre y demás, pero si todos son platos enormes nos pasará factura luego.
  • Intenta beber agua: Además del alcohol y los refrescos, en la carta también existe el agua. Si durante la comida tomas agua, estarás más saciado y tomarás menos alcohol. El alcohol además, al igual que el picante, abre el apetito, por lo que comiendo con vino o cerveza comeremos más que si lo hacemos con agua.
  • Tomar frutos secos u olivas en lugar de patatas fritas: hay que recurrir a los aperitivos más saludables.
  • Recurrir al jamón serrano en lugar de a los embutidos: productos como el salchichón o el chorizo son muy grasientos y calóricos. Es preferible no tomarlos, pero si queremos probar alguno que sea el jamón serrano (sin tocino) y el lomo embuchado.
  • Tener cuidado con ensaladillas y salsas: es mejor utilizar ensaladas frescas y arroces, carnes o pescado sin salsas. Las salsas suelen tener como base nata, mayonesa o mantequillas, las cuales son grasas animales y además llevan muchos conservantes.

Bueno la idea con estos recursos es mantener el peso hasta después de las festividades navideñas. Cuando todo esto pase no se tratará de hacer una dieta estricta, sino de mejorar los hábitos alimenticios y aprender a interiorizar esos cambios para entender que es lo más saludable para nuestro cuerpo y aprender a desmontar mitos sobre las dietas.

Un último consejo, si este enero alguien te propone perder mucho peso en muy poco tiempo y sin ningún esfuerzo, ¡sal corriendo! Seguramente sea una dieta milagro y lo único que conseguirás será tener un efecto rebote cuando te canses de esas pautas.

Fdo.: María Guillén Asensio

Artículos recomendados
acoso escolar en el aulaFELIZ NAVIDAD