In Nutrición

Todos sabemos que estas fechas son la excusa perfecta para comer y no sentirnos tan culpables. Siempre nos engañamos con lo mismo, “en año nuevo me pongo a dieta enserio y voy al gimnasio”, pero sabemos que luego se queda en eso, un simple propósito pero no en una realidad. Como decía el refrán, más vale prevenir que curar, pues de eso queremos hablar hoy. Estos días podemos cuidarnos y a la vez disfrutas de unas Navidades maravillosas entre familiares y amigos ¿Cómo?, muy sencillo, solo hay que seguir unas simples consejitos y así el 7 de enero no tendremos que ver esos odiosos kilos de más en la báscula. Muchos de estos consejos y pautas saludables sobre alimentación ya los hemos comentado en otras ocasiones, ya que son recomendaciones que la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) junto con nosotros, los nutricionistas, intentamos que sigáis a lo largo del año, cuando hay cumpleaños, fiestas, etc.
Bueno pues allá van, los consejos son los siguientes han propuesto una especie de decálogo conteniendo consejos y pautas saludables sobre alimentación para estas fechas, aunque bien podría generalizarse para el resto del año:

  1. No cambies tus hábitos. Sigue comiendo 5 veces al día, ya que así no permites ayunos muy grandes entre comidas. Si pasan muchas horas entre una comida y otra, como ya sabéis, el cuerpo piensa “ voy a acumularlo por si luego necesito reservas porque me dejan otra vez mucho tiempo sin comer”
  2. ¡Haz ejercicio! Si hacemos unos treinta minutos de ejercicio diario podemos compensar parte de las calorías extras de las comidas navideñas.
  3. Cuidado con el alcohol, aporta calorías vacías. Si vas a empezar con cerveza, mejor sin alcohol y si es vino, máximo 2 copas en toda la comida/cena. Las copas posteriores intenta reducirlas al máximo, y si tienes que tomar algo, siempre mejor las bebidas blancas (tipo ginebra) que las que tienen un color tostado (ron, whisky, etc.) ya que ese color es debido a la caramelización del azúcar.
  4. Planifica el menú. Si el plato principal es muy graso (ej. cordero) los entrantes mejor que sean ligeros (ej. Ensaladas con frutas)
  5. Comprar lo justo, así evitas las sobras, no picas tanto y encima te ahorras un pellizquito. Es importante que vayas a comprar cuando tengas el estómago lleno, sino te apetecerá todo lo que hay en el super y comprarás cosas con mucha azúcar y grasa.
  6. Come fruta. Puedes preparar como postre y/o sobremesa bandejas con frutas tropicales o entrantes como ensaladas o brochetas de fruta.
  7. Evita los picoteos mientras estas cocinando o montando las mesas.
  8. Sustituye las salsas industriales (muy grasas) por salsas caseras a base de hortalizas, hierbas aromáticas, jugo de limón, yogur desnatado y vinagretas.
  9. Come de todo pero en poca cantidad. Si quieres comer de todo lo que hay en la mesa, sírvete en un plato pequeño cantidades de todo lo seleccionado y no repitas.
  10. ¿Agua? No olvides mantener tu consumo habitual de agua en estos días y sobretodo en las grandes comilonas. En estos días puede pasar que el agua quede en un segundo plano, sobre todo si hace frío. Recuerda que necesitas agua para estar bien hidratado y también para favorecer tus digestiones.

Bueno, pues eso, si seguimos estos simples consejitos no tendremos que lamentar los excesos de navidad como todos los años.

Os deseo a todos una feliz Navidad y un próspero año 2016.

¡Nos vemos en Enero!

 

Fdo.: Maria Guillén Asensio.

Artículos recientes
saber qué piensa tu pareja