In Jurídica

La Psicología Forense nace con una incuestionable ambición, asesorar al juez y a otros juristas en la resolución de ciertos asuntos que plantean problemática de orden psicológico.
Se trata una rama especializada de la psicología, a la que concierne la aplicación al derecho de los métodos y conocimientos de la psicología científica, con el propósito de aportar información o evidencias en contextos judiciales, facilitando y humanizando las decisiones de los jueces y tribunales de justicia en todos los órdenes jurisdiccionales. Más concretamente se ocupa de la evaluación, asesoramiento y asistencia a los distintos actores jurídicos que intervienen en los procesos judiciales.
El Psicólogo Forense desempeña funciones de asesoramiento técnico en los Tribunales, Juzgados, Fiscalías y órganos técnicos en materia de su disciplina profesional. Su actuación se refiere a la exploración, evaluación y diagnóstico de las relaciones y pautas de interacción, aspectos de la personalidad, inteligencia, aptitudes, actitudes y otros aspectos comprendidos en esta especialidad, de las personas implicadas en los procesos judiciales de quien se solicite el correspondiente informe psicológico por los respectivos responsables de los órganos citados, así como la colaboración con los restantes miembros de los equipos técnicos para el desarrollo de las citadas funciones.

La práctica de la Psicología Forense incluye:

  • La evaluación psicológica de la persona y su testimonio en asuntos penales:Análisis y valoración psicológica de la capacidad para ser juzgado;
    Valoración de la base psicopatológica de la imputabilidad (responsabilidad criminal);
    Medidas de seguridad alternativas e individualización de la pena;
    Evaluación del riesgo (peligrosidad);
    Victimología forense penal (evaluación de lesiones y secuelas psíquicas en víctimas de delitos violentos y contra la libertad sexual);
    Evaluación de la credibilidad del testimonio en adultos y menores.
  • La evaluación en asuntos civiles:Análisis de las relaciones familiares;
    Evaluación de la capacidad de obrar de la persona;
    Evaluación de la idoneidad para ostentar la patria potestad, guardia y custodia y tutela de menores así como la planificación de visitas, estancias y comunicaciones con los menores hijos de padres separados,
    Evaluación de la idoneidad para ostentar la tutela o curatela de incapacitados.
  • Evaluación en asuntos socio-laborales:Análisis psicológico de los conflictos laborales;
    Evaluación de incapacidades permanentes por razón de trastorno mental (accidentes laborales, enfermedad común y profesional);
    Victimología laboral (moobing);
    Negligencia en prevención de riesgos laborales.

El Informe Pericial Psicológico, también llamado prueba pericial, peritaje o peritación, es una declaración de conocimiento que emite el psicólogo perito sobre los hechos de autos, cuando para las probanzas son necesarios o convenientes conocimientos científicos o artísticos. La misión del perito es ilustrar, asesorar, aportar conocimientos.
¿Cuál es el objeto del Informe Pericial?
El objeto del informe pericial psicológico es el análisis del comportamiento humano en el ámbito de la Ley y del Derecho. Según se señala en las Leyes de Enjuiciamiento Civil y Criminal, el Juez puede pedir auxilio a un perito psicólogo para conocer mejor la naturaleza de unos hechos o de una persona. De esta forma, el perito psicólogo mediante el informe pericial psicológico “asesora” al juez en los diferentes ámbitos del Derecho.

PARA CONCLUIR, queremos transmitir a nuestros lectores un conocimiento sobre esta disciplina de la Psicología aplicada al Derecho, su utilidad y ámbito de actuación pues muchos desconocen los beneficios de aportar un informe pericial psicológico en un procedimiento contencioso sobre las temáticas anteriormente mencionadas.
El Informe Pericial Psicológico es una prueba más que ayuda al Juez en su toma de decisiones. Por ello, y siempre bajo una estricta profesionalidad y objetividad, solicitar un informe pericial aporta mayor peso en un contencioso.

 

Fdo.: Natalia Gracia Sánchez

Artículos recientes
celos tratamientodepresión tratamiento