In Jurídica

El Abuso Sexual Infantil (A.S.I) es un tipo de Maltrato Infantil. Se define como:

  • Cualquier conducta sexual mantenida entre dos persona (al menos, una de ellas, menor), entre las que existe una situación de desigualdad –ya sea por razones de edad o de poder- y en la que el menor es utilizado para la estimulación sexual de la otra persona.
  • Lo que caracteriza el abuso es la asimetría entre los implicados en la relación y la presencia de coacción –explícita o implícita-.

(López, 1997; Sosa y Capafons, 1996)

Las conductas abusivas incluyen: contacto físico (genital, anal o bucal), utilizar al menor como estimulante sexual, incesto, violación, tocamientos, vejación o conductas sin contacto físico como seducción verbal, solicitud indecente, exhibicionismo, mostrar pornografía…

 

Algunos mitos sobre el Abuso Sexual Infantil:

Mitos  — Si el abuso sexual ocurriera en nuestro entorno, nos daríamos cuenta
Realidad –No son fáciles de detectar
–En la mayoría de las ocasiones la víctima no revela el hecho
–La mayor parte de la población no sabe discriminar señales de abuso

Mitos   — Los abusos sexuales sólo los sufren víctimas de género femenino.
Realidad  — Muchos casos son de niños 

Mitos   — El incesto ocurre entre familias desestructuradas, con problemas o de nivel socioeconómico bajo.
Realidad — El incesto tiene lugar en todo tipo de familias y contextos

Mitos   — El incesto y el abuso sexual sólo afecta a chicos y chicas con comportamientos desadaptados o problemáticos.
Realidad  — El que en algunas ocasiones las víctimas de A.S.I tiendan a ser sexualmente promiscuos o prostituirse es una consecuencia del abuso, no su causa.

Mitos   — Los niños a menudo fantasean, inventan y mienten cuando dicen que han sido víctimas de abusos sexuales.
Realidad –Por lo general no suelen mentir
–Lo más habitual es que intenten ocultarlo
–Por lo tanto, debemos creerles e investigar el caso

Mitos   — Los menores pueden evitarlo.
Realidad  — En la mayor parte de las ocasiones, el abuso les coge por sorpresa, no saben lo que está pasando, están confusos, les engañan o amenazan.
Mitos   — El A.S.I se ejerce siempre con violencia
Realidad   — La mayoría de las veces existe una manipulación de la confianza y se recurre a coacción, engaños y amenazas.

Mitos   — Los abusadores sexuales son siempre adultos.
Realidad   — En torno al 30% de los abusos sexuales son cometidos por menores (García y Noguerol, 2007)

Mitos   — Los abusadores sexuales son siempre hombres.
Realidad   — La mayor parte son cometidos por hombres, sin embargo, también pueden ser cometidos por mujeres.

Fuentes: López y Álvarez (1996), Gómez y Agudo (2002), Monjas (dir.) (1998), López y Del Campo (1999), Echeburúa y Guerricaechevarría (2000), Alonso y Val (2000), García y Noguerol (2007).

 

Revelación del Abuso Sexual Infantil

El descubrimiento del abuso suele tener lugar bastante tiempo después (meses o años) de los primeros incidentes. Las víctimas pueden pasar por diferentes etapas, las cuales fueron descritas por Ronald Summit, en lo que el mismo denominó “Teoría de la acomodación”.

El secreto:
-Funciona como una de las precondiciones del abuso.
-Se sostiene mediante el temor a las posibles consecuencias si llega a ser desvelada la verdad.
-Se mantiene por los sentimientos de desprotección del niño.
-Miedo a la destrucción del núcleo familiar: el miedo a denunciar no solo recae sobre el menor abusado, muchas veces las propias familias lo niegan.

La desprotección:
Etapa de impotencia puesto que el adulto tiene autoridad y control sobre el niño abusado, quien siente que no tiene forma de evitar dicha situación.

La acomodación:
-Los niños mantienen las experiencias traumáticas totalmente separadas del resto de sus vivencias cotidianas.
-El menor no puede impedir el abuso y termina aceptándolo, frecuentemente, asumiendo la culpa por su consentimiento.

La revelación tardía, conflictiva y poco convincente:
-Con frecuencia, el abuso se prolonga volviéndolo menos creíble por el tiempo transcurrido entre los hechos y su revelación.
-Es más común que estos casos salgan a la luz como resultado de desórdenes de conducta que terminan revelando el hecho.

La retractación:
-La presión ejercida sobre la víctima pueden abrumar al menor y hacer que se retracte para evitar las consecuencias judiciales.

 

Esta es un realidad de nuestro día, ante sospechas no lo dudes toma medidas. Contacta con nosotros.

 

Fdo.: Natalia Gracia Sánchez

Artículos recomendados
TEAsueño infantil