In Infantil y adolescentes

¿En qué consiste el sueño infantil?

Recordaré, antes de entrar en materia, que un ritmo biológico es la repetición sistemática de un tipo de actividad que realiza nuestro organismo (por ejemplo: dormir-estar despierto; dormir- estar despertó) Cuando un bebé nace su ritmo biológico oscila entre las 3-4 horas. Cada 3-4 horas el bebé cumple con una serie de actividades (se despierta, lo lavan, come, duerme) que completan un ciclo. A partir de los 3 meses de vida los niños empiezan a alargar progresivamente su ritmo biológico y llegan a adormir por la noche hasta 6 horas seguidas. A partir de los 6-7 meses ese ciclo es diario y ya es cada 24 horas cuando repetimos y alternamos los patrones de vigilia y sueño y por la noche deberían dormir 10-12 horas de un tirón (a ese descanso habría que añadirle 3 pequeñas siestas durante el día que se sitúan; una después del desayuno, una después de la comida y otra después de la merienda que será la más breve).

Ese cambio de produce gracias a un grupo de células del cerebro humano que funcionan como un reloj, pero a ese cerebro humano debemos de darle cuerda. El 70% de los niños nacidos consiguen poner en marcha su ritmo biológico simplemente utilizando con ellos determinadas rutinas tales como pasarlo a su cuna, decirle buenas noches, mecerle un poquito o cantarle una canción. A los 6 o 7 meses estos niños ya duermen perfectamente bien y sus padres ya piensan: “Me ha tocado un niño que duerme bien”. Sin embargo, esto no se trata de una lotería. Los niños que forman parte del otro 30% pueden dormir tan bien como los del primer grupo, solo necesitan algo más de “cuerda” o lo que es lo mismo, rutinas más consistentes. No tienen ningún tipo de problema psicológico ni médico, necesitan que les ayudemos a organizar su ritmo de vigilia-sueño. Esto es más fácil de lograr cuanto menos tiempo tenga él bebé y más rápido abordemos el problema.

Si al leer este artículo te estás identificando con el caso, no dudes en contactar con nuestro equipo de Inicia Sarabia. Podemos ayudarte a que enseñes hábitos de manera óptima a tu bebe.

Fdo.: Judith Sarrió Esquembre

Artículos recientes
como detectar ASIodio al propio cuerpo