In Infantil y adolescentes

Tras la vuelta de las vacaciones es tiempo de exámenes y muchos de nuestros adolescentes experimentan altos niveles de ansiedad que mal gestionados, disminuyen su rendimiento y resultados académico así como, puede derivar en patologías algo más severas si se prolonga en el tiempo. A continuación proponemos algunas recomendaciones generales para el periodo de exámenes que podrían ayudar a organizar y disminuir ese estado de estrés y nervios que invaden por unas semanas.

  1. Respeta tu horario habitual de sueño. Evita trasnochar y madrugar excesivamente, trata de dormir 8 horas.
  2. Busca las horas de estudio en el momento del día en que tu rendimiento sea más alto.
  3. Estudiar todos los días el mismo número de horas y, a ser posible, con un horario.
  4. Cuida tu alimentación: come varias veces al día pequeñas cantidades.
  5. Dedica tiempo a descansar y a hacer alguna actividad que te gusten: pasear, practicar algún deporte, escuchar música, leer…
  6. El examen:
    1. Antes del examen:
      1. Duerme suficiente la noche anterior y déjalo todo preparado antes de irse a la cama: material, DNI…
      2. Haz un buen desayuno, no vayas con el estómago vacío.
      3. Llega con tiempo suficiente al lugar del examen.
      4. Evitar hablar del examen con tus compañeros; te entrarán muchas dudas.
    2. Durante el examen:
      1. Lee el exámen detenidamente y organiza tu tiempo.
      2. Empieza por las preguntas más sencillas.
      3. Pregunta las dudas al profesor.
      4. Piensa antes de escribir, ordena tus ideas.
      5. Redacta con brevedad y precisión.
      6. Cuida la presentación, la limpieza, el orden y la ortografía.
      7. Da un último repaso antes de entregarlo.

 

Sumando a estos consejos para afrontar los exámenes, el secreto del éxito está en la buena preparación. ¡Animo y a por todas!

 

Fdo.: Laura Llinares Espí

Artículos recientes
determinar objetivos alcanzablesConsejos para estudiar