In Adultos

Muchas veces nuestro malestar emocional se debe a nuestros pensamientos y en el mayor de los casos no somos conscientes de ello. En ocasiones nuestra mente nos sabotea, dejándose llevar por las pasiones influyendo en nuestra conducta y emociones.

Llamamos distorsiones cognitivas a aquellos pensamientos que resultan de un proceso erróneo de la información, o lo que es lo mismo, malas interpretaciones de lo que estamos viviendo o de los que ocurre a nuestro alrededor. Estas percepciones y pensamientos distorsionados suelen ser acerca de uno mismo, el mundo y futuro

Todos presentamos alguna vez, en mayor o menor medida, algún tipo de distorsión cognitiva. La clave está es aprender a identificarlas para así desarrollar actitudes mas realistas, tener una mente mas clara y en definitiva mejorar nuestra calidad de vida. Estas son los principales tipos de distorsión cognitiva:

Pensamiento polarizado: valorar las situaciones de forma extrema, todo o nada, blanco o negro verdadero o falso, sin dejar lugar a posibles aspecto intermedios. “Si no consigo el premio, el esfuerzo no habrá servido para nada”

Sobregeneralización: es la tendencia a creer que un hecho puntual se repetirá otras muchas veces, si algo ha pasado una vez, volverá a repetirse. “No me han cogido en esta entrevista, no encontraré trabajo en la vida”

Personalización: cuando la persona se siente responsable de todo acontecimientos incluso en aquellos que los que no ha participado.

Maximización y minimización: consiste en maximizar los propios errores y los éxitos de los demás o minimizar nuestros éxitos y los errores de otros. “Esto es fácil cualquier otro podría hacerlo”.

Filtraje o Abstracción selectiva: es la tendencia a centrar nuestra atención en aquellos aspectos negativos e ignorar el resto de información  Prestar atención a las cosas malas y apenas apreciamos u olvidamos las cosas buenas.

“Debería” y “Tengo qué”: afirmaciones y creencias rígidas sobre cómo tiene que ser uno, el mundo o los demás, favoreciendo la autocrítica, la agresividad, la rabia y la ira.

Error del adivino: consiste en dar por hecho determinadas hipótesis o suposiciones sin tener evidencias de ellos. Esta puede aparecer de dos formas:

Adivinación del futuro: Pensamos que el futuro va a desarrollarse de tal o cual manera con malos resultados, cuando en realidad no tenemos ni idea. “Seguro que voy a suspender”

Adivinación del pensamiento: crees saber lo que piensan los demás y el por qué de su comportamiento. “Van a pensar que soy tonto” “Me odia”

Etiquetas: pensamientos en forma de mensaje telegráfico y específico con contenido peyorativo que describe a uno mismo, al mundo y a los demás. “Soy un inútil”

Razonamiento emocional: dar por hecho que las emociones reflejan las cosas tal y como son, es decir, creer que lo que se siente es cierto absolutamente. “Si lo siento es que es así”

Catastrofizar: Sobrestimamos, magnificamos e imaginamos de manera desproporcionada situaciones o acontecimientos, que no han ocurrido aún. Anticipamos lo peor, la catástrofe, y le concedemos una mayor importancia de la que probablemente merece. “Tendrá un accidente”

 

 

¿Con cuántos tipos de distorsión cognitiva te identificas? En Inicia Sarabia Psicología aprenderás a identificar este tipo de pensamientos así como a generar pensamientos alternativos más realistas.

 

Fdo.: Cristina Sarabia Pérez

Artículos recientes
Eres adicto/a a la pornografíaterapia online Inicia Sarabia Psicologos